«Los errores más grandes que cometí»

“Saber que fuiste capaz, en medio de la adversidad de salir adelante, lo es todo” Jaime Esparza Rhénals

Las posibilidades de equivocarse al emprender un sueño son altísimas, pero necesarias. Es bien sabido que aquél que está empecinado en alcanzar la meta, logrará sobrepasar las adversidades e inspirar, a aquellos que están a su alrededor. Inclusive, algunas veces lo más complicado, es empezar. El resto, está guiado por el ímpetu y la determinación que tenga el emprendedor.

En principio, crear la compañía y volverla importante demandará mucho más esfuerzo del previsto. El liderar un equipo de trabajo y evidenciar que cada vez se necesitan de más personas y que las responsabilidades crecen, impacta. Aprender, con el tiempo, que hay 100 opciones de las cuales 1 es la mejor, también necesita de tiempo y paciencia.

Jaime Esparza Rhénals, dice que quien desee emprender, debe considerar que no es fácil emprender. De la noche a la mañana, no sucederá mucho… pero sí estará más cerca de llegar al lugar en el que quiere estar. Durante el proceso de la creación de una empresa y lograr posicionarla, las lecciones que recibirá el emprendedor son innumerables. Comprender que parte de las utilidades deben descansar en los ahorros de la empresa para reinvertir, es fundamental.

Asimismo, este empresario santandereano menciona que los emprendedores que estén cansados o frustrados, no deberían desanimarse. Jaime Esparza Rhénals quebró 3 veces y las 3 veces logró salir de ellas. Aprendió más de lo que esperaba, porque según él, las situaciones económicamente difíciles son las que más le han enseñado a aprender de sus errores y a mejorar como ser humano y lograr así, reinventar la organización.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *